miércoles, 20 de abril de 2016

¡Adelante, adelante!


¡Hola!

Este curso me decidí a cambiar la decoración de una de mis clases y darle un toque más divertido, así que me decidí por la temática de safari que me encanta.

Por lo general suelo ir cambiando la decoración de las clases en función de las estaciones o efemérides importantes; pero este año me decidí a dejar una fija y que creara un ambiente especial. De todas las que me rondaron por la cabeza elegí esta porque creo que da mucho juego y sus estampados son muy llamativos.
Este curso doy la bienvenida con un colgante y unos rótulos que invitan a entrar en clase felices...¡o eso es lo que al menos espero! :) 


Por la parte de atrás he aprovechado para decorar y poner rótulos referentes al trabajo que hacemos en clase:

He creado un rinconcito donde vamos poniendo actividades que vamos haciendo y que nos han gustado mucho; de esta manera mis duendes lucen orgullosos sus actividades y recordamos cómo y para qué lo hicimos. A parte de que a ellas/os les hace ilusión ir colgando sus trabajos, me ayuda a hacer repaso de algunos ámbitos trabajados (sobretodo los que tienen que ver con la articulación).

He diseñado un rótulo para ¨hablar sobre el habla¨ y tener presente las partes de las que se compone nuestro lenguaje. Me sirve bastante cuando trabajo la sintáxis y con los más mayores a modo de repaso de conceptos. 
 

¡En las clases de AL pasamos de no tener pizarra porque estamos metidas en micro clases a tener pizarrones! Creo que no soy la única con una pizarra enorme a la que no hay manera de darle salida ¿verdad?  No sé por qué las ponen tan grandes en nuestras aulas, normalmente usamos una mitad porque no escribimos tanto; esto nos limita a usar ese espacio para murales, espacios de trabajo, etc. Si no tengo posibilidad de quitarla o cambiarla por otra más pequeña, lo que suelo hacer es reservar una parte de la misma como calendario y así no pierdo ese espacio.

Ahora pasamos a la parte de los líos...¡mi mesa! Decidme que no soy la única que tiene siempre la mesa llega de papeles, trozos de masilla o goma eva, que tengo complejo de desordenada...¡la de veces que se ríen mis duendes de mí! jajaja 
(así está la mesa...así tengo la cabeza) 

Tengo la suerte de tener una clase muy amplia y con un gran ventanal. No tengo luz directa por la orientación de la clase pero lo cierto es que gozo de claridad y muchas ventanas. Así que decidí darle un toque alegre preparando estos colgantes. 

En mi clase siempre cuento con un rinconctio especial para jugar y disfrutar de las letras y poder hacer actividades especiales de concienfia fonológica y discriminación auditiva. A mis duendes les gusta porque es una zona tranquila y siempre tenemos materiales específicos para trabajar.

Este curso preparé un rincón especial al que acudir siempre que el ánimo flaquea...Unas palabras amables y un abrazo ¡reconfortan mucho! :) 

Lo que nunca puede faltar en la clase de AL es un mueble rescatado de algún lado y que tiene más años que un bosque...¡a que sí! Con un poco de papel adhesivo, de regalo o estampado, podemos disimular los daños que tenga y le damos un toque original: 

Y aquí está el rincón estrella de toda clase de AL. Nuestro querido espejo es más que un recurso para actividades de praxias y articulación. Yo lo uso para escribir en él y colgar todo lo relacionado con esta zona de trabajo...¡benditas ventosas! 

En clase somos muy aficionados a los mandalas y nos encanta usarlos para decorar y darle un toque colorido a la clase...¡qué creativos son! 


Y el paso por la clase acaba con un vistazo a otros armarios, que también aprovecho para decorar y usar para zonas específicas de trabajo, como son ¨vocabulario¨ y las normas de clase: 




¡La visita acaba aquí! Espero que os haya gustado conocer un poquito más mi segundo hogar jajaja
¡Hasta pronto! :) 


miércoles, 13 de abril de 2016

¡Gira gira, abejita!

¡Hola!

La primavera está en el aire y con ella los bichitos que llegan al calor del sol y el buen tiempo...a nosotras/os se nos ha colado una abeja un tanto especial en clase que ha hecho que no paremos de hablar. 


Esta semana lo estamos pasando en grande con una nueva actividad de expresión oral para responder a preguntas sobre objetos cotidianos y así potenciar la capacidad para definir.


Para hacer esta actividad sólo hace falta un lápiz, un clip y ¡ganas de pasarlo bien! 

He diseñado preguntas que responder con todos los dibujos que hay dentro de la abeja; así que después de hacer girar el clip se responden a las preguntas y cuando se ha terminado, se colorea el dibujo para decorar la abejita y así dar por finalizada esa parte: 


Las preguntas son del tipo ¿Qué? ¿cómo? ¿dónde?... y son orientativas para poderlas usar con todos los dibujos V. ¿dónde se usa? ¿en qué lugar lo usarías, te lo pondrías? etc.  
He añadido una pregunta para potenciar el uso creativo del lenguaje ¿qué otro uso de darías tú? Esta es la que ha costado más responder, por ello he usado objetos reales (en la primera sesión) para hacer ejemplificaciones y que fuera algo más fácil de imaginar.  Aquí os presento algunos ejemplos que salieron: 
* sombrero (macetero, bolso, nido para pajaritos)
* bolsa (paraguas, capa para un disfraz) 
* lápiz (regla, para recogernos el pelo)


En lo que respecta a esta pregunta se nota el avance conforme avanzan las sesiones; los duendes van expresando sus ideas de manera más fluida y son realmente creativas...Esta pregunta me encanta porque aquí no hay respuestas ni buenas ni malas; es lo que se les ocurra y lo cierto es cuando se atreven a atreverse...son realmente imaginativos ¡qué orgullosa estoy de ellas/os! 


¡Hasta pronto! 



miércoles, 6 de abril de 2016

Háblame bonito

¡Hola!
En la escuela y en general, nuestro día a día, escuchamos eso de ¨habla bien¨ pero rara vez escuchamos referencias a la forma en que nos comunicamos y nos relacionamos; parece que se presta más atención a lo que se dice que a lo que se transmite y cómo se hace. Pero...¡qué importante es usar la voz como una caricia, tal y como dice José María Toro!


Pero, ¿qué es para mí hablar bonito? Pues una forma de hablar asertiva, amable, empática, donde reina la escucha activa...
La calma es base para hablar con tranquilidad, confianza y sin presión ; parece baladí nombrarlo como algo esencial pero si os fijáis en nuestro día a día, siempre andando con prisas y mirando el reloj, no es tan descabellado pensar que hasta hablar con nuestros duendes a veces lo convertimos en algo atropellado...¿damos tiempo para hablar y expresarse realmente?

La escucha activa y consciente es la base para fomentar una conversación profunda. Más allá de las palabras dichas y unas emociones que las hacen emerger. Escuchar activamente no es otra cosa que prestar atención a la persona que nos habla, no a lo que le rodea ni lo que hacemos. Prestar atención es decir sin palabras ¨me importas, estoy contigo al 100% aquí y ahora; mi tiempo es para ti¨.

Una buena parte de nuestra comunicación es no verbal; atender a los gestos es escuchar lo que el cuerpo habla. A su vez, mantener una buena postura corporal y expresarnos con gestos ayuda a hacer nuestras intervenciones más ricas y cercanas. 

Si somos el espejo en el que nuestros duendes se miran para aprender a comunicarse y usamos un lenguaje basado en órdenes...¿cómo se comunicarán ellos? 
Un lenguaje basado en el ¨ordeno y mando¨ no da oportunidad al diálogo y este es la puerta para la comunicación y el entendimiento. El consenso, el saber qué se opina y poder acercar posturas o simplemente saber que se está acuerdo en estar en desacuerdo es esencial para establecer relaciones sanas.

 Las preguntas abiertas son aquellas que exigen una respuesta elaborada, van más allá del sí/no...Una vez leí un artículo (no recuerdo la página web) sobre la importancia de elaborar preguntas a nuestras/os niñas/os para fomentar la comunicación. Y es que a veces hacemos preguntas que pueden que nos interesen a nosotras/os pero no a ellas/os o que realmente no inciten más que a contestar con monosílabos... Vg. ¿cómo ha ido al colegio?  ¿has tenido hoy inglés? ¿te has comido todo el bocata en el recreo?
Pero ¿pueden ser preguntas motivadoras que inciten a hablar? ¿nuestras conversaciones con ellas/os son atractivas e incitan a seguir hablando? ¿qué tal si cambiamos nuestra forma de hacer preguntas? Vg. ¿qué ha sido lo más divertido que ha pasado hoy en el recreo? ¿si tu amigo favorito fuera un alimento, cuál sería? ¿para qué usarías una cuchara aparte de comer?... ¡a la hora de hablar, el límite de los temas de conversación los ponemos nosotros! :)


Las correcciones cuando nos hablan...Los síes, los noes, los ¨eso está mal/bien¨,  vaya tontería, no me llores, no es para ponerse así...son frases que usamos con frecuencia pero que a nivel comunicativo ¿aporta algo positivo a quién nos escucha? ¿ayudan? Lo cierto es que no, de hecho puede ser que el mensaje que transmitamos es ¨lo mío es más importante¨ o ¨yo eso lo se hacer mejor que tú¨. Es complicado no emitir juicios de valor, pero es esencial para fomentar la comunicación y el respeto por el otro. 


A veces hablamos por no estar callados, como si el silencio fuera molesto...cuando en realidad es un aliado. Nos calma, hace que elijamos las palabras correctas, que podamos estar en contacto con el otro de una manera profunda, en definitiva, mejora la comunicación. 


¿Damos las gracias a nuestros duendes por lo que hacen? ¿somos capaces de disculparnos cuando somos nosotras/os quienes metemos la pata? ¿valoramos sus gestos y avances de manera consciente?  Las palabras amables hacen que la comunicación fluya y que nos acerquemos a nivel emocional. El beneficio de la amabilidad es tanto para quién la recibe como para quién la da. En palabras de Alejandro Jodorowsky ¨lo que das te lo das, lo que no das te lo quitas¨.  

Comunicar es hablar y que te hablen...¡pero hay que dejar que lo hagan! Las interrupciones, las correcciones, el ¨así no se dice¨, el ¨no hay tiempo para eso ahora¨...hacen que coartemos las conversaciones. Hablar(nos) requiere calma, amabilidad, escuchar activamente y dar tiempo para que nos hablen, interés por lo que nos dicen ...Comunicar es siempre más que el puro acto de hablar, pero cuando lo hagamos, hagámoslo bonito. 

¡Hasta pronto! :) 




sábado, 2 de abril de 2016

¡ATENCIÓN ATENCIÓN!

¡Abril ha vuelto! 
Ya huele a primavera, ¡qué ganas tenía! Espero que vuestro comienzo de mes haya sido bueno y que os traiga cosas positivas :) 


Hoy os traigo una propuesta con la que trabajar la atención y potenciar la expresión oral. Todas/os conocemos ampliamente la importancia de este prerrequisito del aprendizaje y lo beneficioso que es estimularla (se tenga o no se tenga dificultad en ella) ya que no sólo puede mejorar el rendimiento educativo, sino que mejora la autoestima y el autocontrol así como la gestión de emociones ya que a través de este tipo de actividades potenciamos la relajación. Fomenta la gestión autónoma del tiempo y la consecución de objetivos... ¡los ejercicios de atención son una mina! 

En la entrada de hoy veréis cómo uso las actividades de atención (encontrar diferencias) para potenciar la expresión oral (explicar diferencias, así como para comparar y contrastar). Después de leer el enunciado y tener claro el objetivo de la actividad, hemos dado comienzo con la misma: 

Es un ejercicio básico donde hay que encontrar cinco diferencias, como estamos en primavera, las láminas que he elaborado tiene un toque florido ;) 

A terminarlas, hemos dado paso a la segunda parte de la actividad: explicar las diferencias empleando conceptos cuantitativos y espaciales. En el enunciado he puesto ejemplos de dichos términos para refrescar la memoria y poder usarlos para las explicaciones.

 Y también he adjuntado una hoja con la que poder practicar frases que usar para comenzar las intervenciones y así hacer más fácil el comienzo. Esta hoja les ha resultado muy útil a mis duendes, ya que daba la posibilidad de ¨romper el hielo a hablar¨ y poder hacer oraciones más largas y con más datos. 

He pensado que os gustaría usar este ejercicio en el aula, así que en el siguiente enlace podréis encontrar lo siguiente: 








Espero que os sea de utilidad y que vuestros duendes lo disfruten.
¡Hasta pronto! :)